Lesiones comunes en los corredores

LesionesLas lesiones más comunes en los corredores son las que se producen por la carga repetida mantenida en el tiempo, más aún que por accidentes o caídas. Este tipo de lesiones son mas conocidas como lesiones por sobreuso y las zonas mas afectadas son las rodillas y tobillos.

Cuando existe sobrepreso, estas articulaciones deben soportar aun más carga y terminan lesionándose. La más comun es la artrosis de rodilla. Si bien hay una predisposición genética para desarrollar esta patología, el impacto mantenido en el tiempo, es el peor detonante, y se va manifestando lentamente.

Al principio las molestias son pasajeras y difíciles de localizar. Existe un dolor leve y difícil de ubicar, que se manifiesta al comienzo de la actividad y después pasa. En ese momento es cuando se debe consultar al médico y no dejar pasar el tiempo.

La artrosis afecta a los cartílagos, el cual “resiste” mucho antes de generar dolor. En realidad el tejido cartilaginoso no duele, no tiene terminaciones nerviosas. Lo que duele son las estructuras adyacentes que van siendo afectadas por la degeneración del cartílago articular. Por eso no es recomendable correr con sobrepeso, lo mejor es comenzar con caminatas rápidas, elíptica, bicicleta u otra actividad cardiovascular sin impacto.

Las tendinitis son lesiones por sobreuso y la más frecuente por lejos es el síndrome de la banda iliotibial o rodilla del corredor. Esta banda es un tejido fibroso que ocupa toda la parte externa del muslo. Debido al roce excesivo entre esta banda y el cóndilo femoral se produce una inflamación del tejido. Para prevenir esto hay que elongar de manera específica esta banda. Por lo general los principiantes sólo realizan elongaciones básicas y no elongan la banda.

Otra tendinitis que se presenta con bastante frecuencia es la aquiliana. El dolor es muy localizado justo en el tercio medio de este importante tendón. En general el tratamiento para cualquier tendinitis inicial es parar la actividad y comenzar cuanto antes con las medidas RICE (es acrónimo del inglés Rest (Reposo), Ice (Hielo), Compression, (Compresión) y Elevation (Elevación)). En ocasiones elementos externos pueden ser útiles. Por ejemplo, puedes usar una talonera de silicona para darle descanso al tendón de Aquiles. Ojo que debes usarla en ambos pies.

Para prevenir su aparición lo mejor es elongar. En este caso debes estirar los músculos de la pantorrilla, se debe repetir 2 o 3 veces y mantener el estiramiento por 20 segundos como mínimo.

A veces la columna lumbar se resiente con el trote debido al impacto mantenido en el tiempo, pero el dolor lumbar se debe más que nada a condiciones individuales. El descanso adecuado y mantener el cuerpo tonificado y flexible son básicos para poder evitarlo.